7 Maneras de formar tus glúteos mientras caminas

El termino caminar siempre se ha conocido como una buena forma de ejercicio. Aquí encontrarás varias maneras de formar tus glúteos sin mucho esfuerzo.  

Es de hecho, comúnmente conocido que 30 minutos de caminata al día te ayudan a mantener el cuerpo activo.

Ahora bien, no es un secreto que una de las zonas mas problemáticas (y dolorosas) a la hora de hacer ejercicio son las piernas debido a los diferentes músculos que en ella se encuentran.

Pero no hay que alarmarse, pues con estos simples ejercicios combinados con una buena caminata, encontrarás una manera de formar tus glúteos.  

1. CAMINAR RAPIDO APLICANDO RESISTENCIA

Esta caminata ayuda mucho a la formación de los glúteos y a elevar tu ritmo cardiaco mejorando la resistencia.

Se trata de una caminata a velocidad, casi como si se estuviera a punto de comenzar a correr; manteniendo al mismo tiempo un ritmo estable durante el recorrido.

Para lograr este objetivo, lo ideal es comenzar poco a poco e ir aumentando tanta la intensidad del caminar como las distancias recorridas.

2. CAMINATA EN COLINAS

Tan simple como su nombre lo indica lo primordial a la hora de realizar este ejercicio es buscar alguna pendiente donde realizarlo.

La idea principal del mismo es poder caminar hasta la cima sin detenerse y a un ritmo continúo; de manera que puedas formar tus glúteos y hacer cardio.  

Como tip adicional, se puede realizar esta caminata en repeticiones o paulatinamente buscar diferentes pendientes de mayor tamaño para aumentar la dificultad.

3. CAMINATA FARTLEK

MANERAS DE FORMAR TUS GLÚTEOS MIENTRAS CAMINAS

Proveniente del sueco, este término refiere un entrenamiento de intervalos en el cual van aumentando las velocidades.

Se comienza con un calentamiento simple, una caminata de aproximadamente 5 o 10 minutos en la cual se debe mantener un ritmo constante.

A continuación, viene el primer aumento de velocidad; cada kilometro caminado debe hacerse en periodos iguales de tiempo, puede ser entre 1 o 2 minutos.

Una vez que se llega a la meta de este primer intervalo de tiempo, la persona a de proceder a aumentar la rapidez de la caminata y mantener ese ritmo durante al menos 5 minutos.

Finalmente, se realiza una repetición de todos estos pasos con descansos necesarios según cada persona.

4. CAMINATA, ZANCADA, ELEVACION, REPITE

Es un ejercicio muy beneficioso ya que no solo forma los glúteos y las zonas de las piernas, también, te permite ejercitar abdominales y brazos.

Este se puede realizar de manera estática o caminando, con pesas en cada brazo o barras para trabajar simultáneamente tríceps y bíceps.

La idea principal de este es dar un paso adelante y lograr que la pierna que llevaste hacía el frente quede en un ángulo de 45 grados, no se debe dejar que la rodilla sobrepase el pie.

Si eres principiante lo mejor es hacerlo frente a un espejo para poder analizar y corregir las fallas. Una vez dominado el ejercicio se va cambiando de pierna mientras avanzas.

5. CAMINA COMO PATINADOR DE HIELO

Es otra manera de formar tus glúteos, se trata de una especie de caminata rápida con saltos que trabaja la zona abdominal además de las piernas.

Empieza con un paso largo dirigiendo la pierna con la cual elijas comenzar hacía adelante y de manera diagonal a tu cuerpo.

Al mismo tiempo dobla un poco ambas rodillas y lleva los brazos de manera contraria a la dirección de las piernas.

Se puede o mantener la posición por unos segundos o hacer muchas repeticiones de manera rápida y consecutiva.

6. CAMINATA DEL INDIO

Este tipo de caminata además de ser una manera de formar tus glúteos, sirve muy bien como calentamiento.

Consiste en dar pequeños saltos elevando una rodilla al nivel del torso, casi como si fueras un indio, y repetir este movimiento de manera igualitaria por cada pierna.

Al mismo tiempo los brazos se mueven contrarios al movimiento de las piernas y han de ayudar a agarrar impulso.

7. CAMINATA DE ZUMO

MANERAS DE FORMAR TUS GLÚTEOS MIENTRAS CAMINAS

Es, básicamente una caminata con sentadilla, que trabaja los músculos internos de las piernas, la espalda y los glúteos.

En vez de caminar hacia el frente, se da un paso al lado hasta lograr que las piernas estén al nivel de los hombros, sin arquear la espalda.

Una vez en posición, se realiza la sentadilla; tensando caderas y bajando lentamente.

Con las manos levantadas a ambos lados de la cara, la posición a de mantenerse por unos segundos mientras controlas la respiración. Luego de eso solo queda repetir.

Ya tienes todos estos tips para ponerle un poco más de sabor a tus rutinas diarias, y si no habías comenzado, pues ahora es el momento.

Caminar y hacer cualquier actividad física es una de las mejores cosas que puedes hacer para mejorar tu salud desde hoy. No esperes más. 

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *