Según los Neurocientíficos nuestro cerebro borra todo el conocimiento pasado para guardar lo nuevo

El cerebro y su funcionamiento siempre ha sido el misterio más grande al que se tienen que enfrentar los neurocientíficos y psicólogos en la materia.

En esta oportunidad un grupo de ellos ha centrado todos sus esfuerzos en esclarecer cómo se ha da el proceso cognitivo para la memoria y el aprendizaje.

¿Te ha pasado que olvidas cosas del pasado? ¿Por qué entramos en un punto dónde no podemos incorporar más conocimiento? ¿Perdemos la memoria? Son muchas las incógnitas que surgen, cuando hablamos de procesos cognitivos.

Después de años de estudio, salieron los primeros resultados en Cell Reports dónde se explica las razones y finalmente concluye que nuestro cerebro por cada conocimiento nuevo que entra otro se borra.

Vamos a ver un poco más de este interesante descubrimiento.

Inició con un estudio de las moscas

Según los Neurocientíficos nuestro cerebro borra todo el conocimiento pasado para guardar lo nuevo

El estudio que comprueba la teoría de que un conocimiento entra y otro se borra para poder fijarse en la memoria, fue presentado ante el mundo por el portavoz del Departamento de Neurociencias en el estado de Florida, Jacob Berry.

En el estudio, muestra que para poder dar respuestas ha todas estas inquietudes que surgen, cuando se habla de memoria y aprendizaje, se realizó una investigación usando moscas, para comprobar que realmente los nuevos conocimientos y experiencias pueden fijarse sólo quitando aquellos recuerdos o conocimientos anteriores.

Etapas del estudio : El aprendizaje y el Olvido, dos fenómenos sinérgicos

Cuando se comenzó a llevar al campo de experimentación este estudio con moscas, se dividió en cuatro etapas para su comprensión y estudio:

Etapa 1

Se sometió a las moscas a un olor distinto y nuevo, para que al percibir se pudiera activar una neurona presente en su cerebro, llamada dopamina.

Etapa 2

Las moscas se les dio de manera inmediata un shock eléctrico, muy leve que no le causara la muerte. Esto con la intención de fijar como nuevo conocimiento en esa neurona dopamina, que ese distintivo olor es una señal de peligro.

Etapa 3

La dopamina entendió esa señal y almacenó ese conocimiento, sin embargo, en el futuro va a olvidar que ese olor es peligroso, pues la teoría establece que para el ingreso de lo nuevo, se borra los conocimientos viejos.

Etapa 4

La mosca va ingresando nuevos olores buenos y malos, al cabo de un tiempo volverá a caer en el shock eléctrico, puesto que olvidó esa información.

Esto demuestra sólo que los nuevos conocimientos desplazan todo eso viejo, por eso es más fácil recordar que hicimos hoy que lo que pasó hace 5 años.

Por eso es que se concluye que el aprendizaje y el olvido son dos fenómenos sinérgicos.

Este proceso cognitivo no lo podemos controlar

Según los Neurocientíficos nuestro cerebro borra todo el conocimiento pasado para guardar lo nuevo

A pesar de que existan muchas técnicas de memorización, la verdad es que es algo biológico que no se puede controlar y el cerebro lo hace como una manera de no saturarse a sí mismo.

Esto lo explica Jacob Berry, pues en su presentación procura demostrar que eso nuevo y viejo está fuertemente unido, incluso más de lo que pensamos y es algo que no se puede evitar.

Además, le otorga un nombre a un proceso que ocurre frecuentemente como “Interferencia Retroactiva”, que es cuando nos confundimos y le da nombres recientes a los viejos recuerdos.

Olvidar es normal y muy natural

No tienes que sentirte mal cuando olvides cosas, pues esto demuestra que el cerebro está trabajando correctamente y está entrado conocimiento nuevo que viene a reemplazar todos esos hechos pasados sin importancia.

Berry,  explica que no hay forma de que el cerebro no olvide elementos luego de una gran cantidad de años de nuevos conocimientos y experiencias.

El olvido es natural, evita que el cerebro se sature y se sobre-esfuerce en tener elementos que no son relevantes, por esto es que sólo recordamos hechos muy puntuales del pasado que nos marcaron.

Sin embargo, la selección del olvido la hace nuestro cerebro, pero no diferencia entre un recuerdo y otro sólo expulsa aquello que considere necesario.

¿Por qué recordamos conocimientos a pesar de ser del pasado y olvidamos recientes?

Existe algo que se llama memoria activa e inactiva, conocimientos como sumar y restar nunca se olvidan porque siempre están en práctica, los usamos todos los días y a pesar de que lo aprendimos en la primaria se vuelven conocimientos nuevos cada día que se usan.

En cambio, toda esa información que no considere nuestro cerebro como importante, bien sea sentimental o académica, la va a olvidar para traer un conocimiento nuevo que considera que sí realmente es importante.

Hay que recordar que todo nuestro cuerpo trabaja en función de las necesidades que tenga una persona, por tal motivo, el cerebro no escapa de esta realidad y te da lo que necesitas.

¿Qué tan buena memoria tienes? ¿Puedes recordar hechos pasados?

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *