Qué no hacer durante los berrinches de tu hijo

Como padre, seguramente ya conoces muy bien las pataletas de tu hijo, y puede que existan momentos en los que ya estés harto y desees explotar aún más fuerte que el niño.

Aún así, es de gran relevancia que mantengas la calma y jamás olvides qué tú eres el adulto maduro, por lo que de es saber manejar correctamente la rabieta emocional del pequeño al conocer bien qué no debes hacer durante los berrinches de tu hijo.

En este artículo, nos enfocaremos en todas aquellas equivocaciones que tendemos a cometer pensando que mejorarán la situación, cuando realmente lo que hacen es agravarla.

Te presentamos una lista de qué no hacer durante los berrinches de tu hijo que esperamos que te sirva bastante en futuras ocasiones, siempre buscando fomentar la relación padre-hijo y lograr una crianza adecuada.

Amenazarlo con quitarle las caricaturas u otros medios de diversión

Qué no hacer durante los berrinches de tu hijo

Aunque a veces sea muy duro,  debes entender que su berrinche tiene una razón, por más absurda que nos parezca en nuestra mentalidad de adulto.

Al ser una figura de mando importante ante los ojos de tu hijo, prohibirle ver televisión, jugar o realizar cualquier actividad recreativa que él disfrute hace que él entienda que hizo algo malo.

De esta forma, tu hijo pensará que si se atreve a expresar cómo se siente de nuevo, lo alejarás de las actividades qué le brindan alegría.

Como consecuencia de esto, los pequeños suelen crecer almacenando toda forma de expresión de emociones de índole negativa, lo cual puede afectar a su salud mediante la aparición de patologías cardíacas y alteraciones psicológicas.

Por eso, esto encabeza a nuestra lista de qué no hacer durante los berrinches de tu hijo.

Decirle que el motivo de su rabia es tonta

Al hacerle saber a nuestro hijo que se está preocupando por tonterías,  pensamos que estamos tranquilizándolo, pero en realidad cometemos un error fatal.

Aunque ante nuestra perspectiva puede parecer que el motivo del berrinche es diminuto e irrelevante, para el niño puede tener mucho peso emocional.

Cuando no le damos relevancia a la manera en la que se siente, estamos acostumbrando a nuestro hijo a que reprima su estado de ánimo.

Es como si le estuviéramos enseñando de manera indirecta que los sentimientos de rabia o de felicidad no tienen importancia.

Esto origina un rencor de su parte dirigido a nosotros.

En su adolescencia verás las repercusiones de esto de manera inversa, pues en ese momento a tu hijo no le importará la manera en la que te sientas con respecto a sus decisiones y su forma de ser.

Explicarle que el castigo es para bien

Es un grave error pensar que tu hijo comprenderá por qué lo castigas. Él no lo ve como una lección o una situación de aprendizaje, sino más bien piensa que una persona a la que le tiene mucho cariño lo está hiriendo a propósito.

Entonces pueden ocurrir dos cosas:

– El niño crece temiendo de sus propias equivocaciones, lo que hace que no confíe en sí mismo

– El niño adquiere una conducta agresiva.

Recuerda que los insultos tampoco son la solución, pues le estarás enseñando a tu hijo que si tú puedes decirlo, entonces él también.

En nuestra lista de qué no hacer durante los berrinches de tu hijo, insultarlo definitivamente es algo que debes evitar a toda costa.

Crearle miedo de los policías y los médicos

Qué no hacer durante los berrinches de tu hijo

Decirle a tu hijo que si se sigue portando mal lo llevarás con la policía o con el médico forma en su cabeza una perspectiva negativa de las profesiones que usamos para intentar domar  al pequeño.

No puedes esperar que el pequeño se comporte al ir al hospital cuando ya le has dicho en repetidas oportunidades que el doctor lo inyectará si sigue con el berrinche.

Por otra parte, también debes evitar a toda costa decirle que si se porta mal va a venir el coco o cualquier otro monstruo por él, ya que esto puede causar consecuencias psicológicas severas, la más ligera de ella siendo temor a la oscuridad.

Qué hacer durante los berrinches de tu hijo

Ya aclarados todos aquellos aspectos de los que debes abstenerte cuando tu hijo tiene una rabieta, te hablaremos acerca de cómo actuar de forma correcta y responsable en estas situaciones.

Puedes decirle a tu hijo que libere su rabia de forma acorde, por ejemplo, golpeando a una almohada.

Cuando veas que está a punto de empezar un berrinche, pregúntale qué es lo que le molesta e intenta solucionarlo.

Dale plastilina y dile que te haga entender cómo se siente en ese momento a través del material.

Pon tus palmas de las manos sobre las de él y presiona en su dirección para que de esta forma tu hijo logre liberar toda la presión.

Ahora que sabes qué hacer y qué no hacer durante los berrinches de tu hijo entonces es momento de encaminar al muchacho por el mejor camino para la vida, con mucho amor y mucha paciencia.

No olvides que tú eres su primera fuente de inspiración y que todo lo que hagas influye directamente en su futuro. Seamos buenos padres para que así tener aún mejores hijos.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *