Conoce todo sobre el trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad

En la actualidad resulta relativamente sencillo diagnosticar de forma empírica lo que es el trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad.

En ocasiones se confunde con una enfermedad pero, la realidad es que esta es una condición que se caracteriza por la extrema preocupación de la persona por el orden y perfeccionismo sin importar lo que cumplir estas exigencias signifique.

El trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad suele presentarse a través de los genes familiares.

El ambiente en el que se desarrolle la persona también puede ser un factor que se relacione a esta condición. Puede presentarse tanto en hombres como mujeres aunque con mayor presencia en los hombres.

Características del trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad

Las personas que sufren de esta condición habitualmente presentan indecisión y extrema precaución, lo que se traduce en inseguridad personal.

Presta excesiva atención a los detalles, reglamentos, orden y horarios. Se considera que es una persona sumamente perfeccionista que en ocasiones se queda solo en las palabras sin completar las acciones.

El obsesivo compulsivo vive con injustificada preocupación por cualquier mínimo detalle. Es un vigilante de los rendimientos, sin importar que eso lo lleve a cualquier tipo de relación personal con el único objetivo de ser eficiente.

Es incapaz de tener tacto al momento de comunicar sus ideas y emociones. Dice lo que piensa sin ningún tipo de empatía hacia las otras personas. Su sentido extremo por cumplir lo que considera su deber, lo lleva a querer obligar a quienes les rodean a que se sometan a su rutina.

Este tipo de personas tienen a ser exitosos muy a pesar de su condición. Suelen molestarse si ven que un agente externo o persona interfiere con su estricta rutina. Esto desencadena una sensación de frustración en la persona.

Complicaciones del trastorno obsesivo compulsivo

Esta condición puede complicarse con el tiempo según el ambiente en el que se desarrolle la persona. Si sus niveles de obsesión aumentan y no se controla, esto puedo derivar en otras situaciones que pueden ser alarmantes.

La ansiedad el obsesivo puede incrementar a niveles en los que la persona termina por descontrolarse y posteriormente dando paso a una crisis mayor.

La depresión suele aparecer cuando se complica la condición de la persona.

Esto a su vez se traducirá en ciertas dificultades en el desarrollo de relaciones personales las cuales de por si son complicadas, al entrar en crisis pueden ser peor.

Opciones de tratamiento para el trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad

Tratar de forma eficiente el trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad no es complicado.

En primera instancia es necesaria la evaluación psicológica para determinar el nivel en el que se encuentre la persona.

Será este profesional el que indicará el uso de psicoterapias acompañado de tratamientos farmacológicos de ser necesario. Regularmente el uso de ambas estrategias de atención, funcionan de manera efectiva en estos pacientes.

La paciencia de quienes conviven con una persona con esta condición es fundamental para su mantenimiento y el éxito de las relaciones sociales que pueda desarrollar.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *